Blog

25-N

Como socia de PETRA, maternidades feministas, os copio nuestro manifiesto, que podría haber escrito palabra por palabra…

 

PETRA Maternidades Feministas
25N 2022
MANIFIESTO CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS
HACIA LAS MADRES

Este 25N las madres feministas volvemos a denunciar que nos siguen matando por el simple hecho de ser mujeres.

Son ya 76 los feminicidios ocurridos este año y no vemos que se
haya producido ningún avance para erradicar esta lacra.

Las violencias machistas actúan, además, de forma más contundente cuando nos convertimos en madres, extendiéndose a nuestros hijos e hijas. Muchas madres en procesos de separación acabamos aceptando medidas injustas y perjudiciales hacia nosotras y nuestras criaturas, o incluso no denunciando la violencia sufrida, porque hemos visto que la justicia no suele estar de nuestra parte: son demasiados los padres maltratadores con custodias compartidas o con régimen de visitas.

Ante semejante desprotección institucional: ¡las madres tenemos miedo y rabia!
Además, se ha producido un incremento de la VIOLENCIA ECONÓMICA.

Las actuales leyes que van a aprobarse (Ley de Salud Sexual y Reproductiva y Ley de Diversidad Familiar) siguen sin tener en cuenta que somos muchas las madres que maternamos desde la precariedad.

Mientras nosotras solicitamos un 86,6% de las excedencias sin remunerar y la mayoría de reducciones de jornada con pérdida salarial para poder cuidar (debido al mísero permiso
de maternidad), los hombres tramitan más permisos por nacimiento remunerados, porque tienen más y mejores empleos.

¡Las madres seguimos cuidando gratis! Esta ausencia de recursos remunerados y universales para la crianza empobrece aún más a las madres que tienen empleos precarios o desempleadas, de hecho, un 35% de madres no tienen siquiera derecho a
permiso de maternidad.

Las familias monomarentales, precarias, migrantes, con discapacidad, etc. sufren especialmente esta violencia económica. Tampoco tenemos un sistema de protección a la crianza que proteja a madres y criaturas de la precariedad y de estar sometidas a las dinámicas del mercado laboral.

Una vez más vemos cómo, a pesar de estar dentro del debate
político, nuestras propuestas no están siendo escuchadas.

A esta violencia económica se le une la VIOLENCIA SEXUAL que se ejerce contra nosotras cuando se invisibilizan o violentan nuestros procesos sexuales: embarazo, parto, posparto,
lactancia materna y puerperio.

Las mujeres transitamos estos procesos sin derechos ni recursos. Vemos cómo, aunque pasemos por un embarazo y un parto, tendremos el mismo tiempo de permiso que nuestra pareja (si existe), incluso aunque debamos recuperarnos de un parto
traumático, una cesárea, hayamos tenido problemas con la instauración de la lactancia materna, etc.

Por eso volvemos a recordar que es urgente implementar un Permiso Preparto (desde mínimo la semana 36 de embarazo) y un Permiso Puerperal (de 15 semanas tras el parto).

Ambos permisos adicionales y previos al actual Permiso por Nacimiento. Sin embargo, en la ley de Salud Sexual y Reproductiva apenas se habla de derechos sexuales de las
madres (¡solo de la no reproducción!), y se ha propuesto un permiso preparto, desde la semana 39, que nos parece enormemente insuficiente.

A las violencias sexuales se le une la VIOLENCIA OBSTÉTRICA, un tipo de violencia machista que sufrimos las madres embarazadas, en proceso de parto y en el posparto.

Nos separan de nuestras criaturas al nacer, dificultan la instauración de la lactancia materna, sufrimos un exceso de intervencionismo, inducciones y cesáreas innecesarias, nos tutelan, ridiculizan y menosprecian durante el parto y realizan prácticas sin nuestro consentimiento. Generan miedo sobre nosotras, haciendo que desconfiemos de nuestros propios cuerpos.

A pesar de que la ONU ha condenado dos veces a España, colegios de médicos y muchos profesionales siguen negando la existencia de la violencia obstétrica.

La invisibilización de la maternidad y de nuestros procesos sexuales da vía libre a la EXPLOTACIÓN REPRODUCTIVA, que convierte a las madres en situaciones más precarias en meros contenedores y, a sus bebés, en mercancía. Tener hijas e hijos no es un derecho y no podemos permitir que se rompa la díada madre-bebé por capricho del comprador. ¡Porque traer una vida al mundo no es una transacción comercial!

Asimismo, denunciamos la VIOLENCIA INSTITUCIONAL que ejerce el sistema judicial contra las madres y sus criaturas, mediante Custodias Compartidas Impuestas, la aplicación del falso Síndrome de Alienación Parental (SAP), favoreciendo la violencia vicaria y la desprotección de la infancia. Estamos hartas de que se otorguen derechos a los maltratadores, a veces incluso quitando la custodia a las madres y estableciendo condenas
«ejemplarizantes» dignas del patriarcado.

Tenemos un sistema judicial que deja a un lado el interés superior del menor y revictimiza a las madres.

Queremos recordar que ¡un maltratador jamás será un buen padre!
Por todo ello, exigimos poder transitar nuestras maternidades libres de toda esta violencia estructural.

Queremos maternidades gozosas que impliquen una transformación de este sistema patriarcal.

 

La eliminación de la madre es el primer paso del patriarcado y
la base de una sociedad violenta, competitiva e individualista.

Exigimos, por tanto, un cambio de paradigma y que las instituciones públicas comiencen a poner la maternidad en el
centro de sus decisiones. Necesitamos más tiempo para maternar dignamente y para vivir nuestros procesos sexuales de manera respetuosa.
Os llamamos, compañeras, a uniros a nuestra lucha para cambiar este sistema que nos oprime, maltrata, discrimina y mata.

Que se nos oiga bien alto: Maternar es un acto político.

¡¡BASTA YA DE VIOLENCIAS MACHISTAS CONTRA LAS MADRES!!
#MadresContraLaViolenciaMachista
#MaternidadesFeministas
#PermisosTransferiblesYa
#25N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículos relacionados

¡¡Felices vacaciones!!

Espero que lo sean, que encontréis a vuestras familias bien y contentas, y que podáis disfrutar de una convivencia pacífica y enriquecedora. Y por ofrecer

Leer más »