Blog

Compraventa de niños y niñas

Hoy, sí, precisamente hoy, voy a recomendaros el estupendo libro de Ana Trejo Pulido, En el nombre del padre:

https://www.casadellibro.com/libro-en-el-nombre-del-padre/9788412655704/13572815

Porque ahora está de moda el eufemismo, el no ofender a nadie, el ser «políticamente correcto»…. Pero hay cosas en las que una no puede ser políticamente correcta. Porque ESTÁN MAL. Porque explotar a una mujer para que te haga de criada reproductiva, ESTÁ MAL. Porque comprar niños y niñas, por mucho que tengan algunos genes tuyos, ESTÁ MAL. Porque, al fin, en pleno siglo XXI, se está haciendo lo que se ha hecho SIEMPRE. Pero antes se llamaba a las cosas por su nombre. Los chiquillos se robaban: A mujeres pobres, solas, «rojas» (o de cualquier ideología que no fuera la dominante)… Se los robaban, ojo, por su propio bien, para que a esas criaturas los pudieran comprar las familias «con posibles»… O como dice alguien por ahí «gentes de bien» .

Ahora se pasean óvulos y embriones por distintos países para esquivar las leyes o hacer las trampas, pero la base de la historia sigue siendo la misma. Embarazamos a las mujeres «por su bien», les vamos a pagar, tienen la «libertad» de hacer con su cuerpo lo que quieran… Y luego les robamos a sus criaturas (sí, el bebé no reconoce a otra madre más que a la que le ha gestado, biológicamente es así), también por el bien de esos niños y niñas, que serán criados «en el primer mundo» con todas las «comodidades», que para eso la gente que los compra las puede pagar. Sé que ésto no es «popular» ni «políticamente correcto»… pero por desgracia es la verdad… Y para toda aquella persona que no lo tenga claro, de verdad, leeros el libro.

8 comentarios en “Compraventa de niños y niñas”

  1. Gracias por estos artículos. No he leído el libro, pero estoy de acuerdo contigo en todo lo que expones. Es una esclavitud encubierta por el mismo sistema que quiere imponernos un nuevo orden de explotación mundial.
    Jose.-

  2. Estoy totalmente de acuerdo, es muy triste, penoso y vergonzoso que en pleno siglo XXI se siga comercializando con bebés pagados, separados de su auténtica mamá que lo ha gestado, aprovechándose de la vulnerabilidad de estas mujeres por falta de recursos económicos

  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo, querida Teresa.
    Es una prostitución del cuerpo de la mujer.
    Y seguro que las criaturas que se gestan de esta forma, sin un amor durante todo su crecimiento embrionario y fetal, tienen que estar marcadas.
    Un debate bioético muy de actualidad!!! 😎

    1. Gracias, Sara!! Quiero dejar claro que aquí no juzgo a nadie, que me parece igual de mal que lo haga una persona que otra, que no tiene que ver con ser o no famoso, con ser o no ser hombre o mujer… Tiene que ver con los derechos de las mujeres que gestan y con los derechos de las criaturas gestadas, que se vulneran sí o sí con los contratos de subrogación… Es un debate de actualidad que no debería ser tal, hace mucho que en la Declaración Universal de Derechos Humanos dejamos claro que no se vendían ni se compraban seres humanos… por desgracia parece ser que el mercado manda, y que si hay un mercado, hay que regularlo… Muy triste todo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículos relacionados