Blog

Nutriscore, qué es y para qué sirve

Recibo con muchíiiiisima alegría la noticia de que se quiere implantar el etiquetado Nutriscore (podéis acceder a más información en éste estupendo artículo, que voy a resumiros lo más posible:
 https://www.eldiario.es/tribunaabierta/Nutriscore-semaforo-alimentacion-saludable_6_1042955701.html)

Nutriscore es un sistema de etiquetado frontal de alimentos y bebidas envasados que funciona a modo de “semáforo nutricional”: establece una escala en cinco colores y letras.
Los alimentos más saludables van en verde y con la letra A.
Los menos saludables van en rojo y con la letra E.
Hay  tres escalas intermedias (en verde claro, amarillo y naranja).

Foto: https://fr.openfoodfacts.org

 La calificación se otorga en función de parámetros negativos (sal, azúcar y grasas saturadas) y positivos (fibra, vitaminas y proteínas) por cada 100 gramos o 100 mililitros del producto.

Es un sistema que ya se ha implantado en varios países europeos, y me parece GENIAL para no tener que estudiar las minietiquetas nutricionales (cada vez más pequeñas, más difíciles de encontrar, con la letra más diminuta… o será la presbicia, que ya más cerca de los 50 que de los 40 se va notando, vaya…). 
En un país con la obesidad infantil disparada (ya veremos cómo ha afectado a los niños y niñas el confinamiento… y la dieta de telepizza a los más vulnerables), y especialmente en las familias con menos recursos, me parece fundamental que se aplique una herramienta sencilla para que las madres y padres que quieran buscar alimentos más saludables para sus hijos e hijas, lo tengan más fácil y “a la vista”. 

Si algo le pido al ministro Garzón es que NO SEA VOLUNTARIO, SINO OBLIGATORIO. Favorecer la salud nutricional es una política de salud pública, ya si al Nutriscore se le añade un aumento de los impuestos en las bebidas azucaradas, y una ley que limite (preferible si los prohibe, pero una ya no es tan ingénua…) los anuncios de alimentos no saludables en horario infantil o en cadenas dedicadas especialmente al público infantil, sería mi regalo de cumpleaños ideal. 

Ya es hora de que protejamos a nuestras criaturas del bombardeo publicitario con bebidas azucaradas, chocolates y azúcares que llenan nuestras televisiones.

 Ya es hora de que hagamos una apuesta por la COMIDA REAL para los niños y niñas de éste país. 

Ya es hora de que se elimine de una vez la famosa coletilla “alimento infantil”. 

NO EXISTEN LOS ALIMENTOS INFANTILES. 

Lo ideal es que los niños y niñas coman la comida QUE NUESTRA ABUELA RECONOCERÍA. Las papillas de farmacia (o de supermercado), por mucho que sean” de cinco cereales y miel”, NO SON COMIDA, son ultraprocesados llenos de azúcares que no deberían consumirse NUNCA, a  ninguna edad, pero menos si la criatura es pequeña. 
La mayoría de las galletas y cereales “infantiles” que se ven en las tiendas de alimentación, no llegarían ni al amarillo en la mayoría de los casos. 

Así que, bienvenido, Nutriscore, y espero su implantación OBLIGATORIA lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículos relacionados