Blog

PCR y vuelta al cole. Propuestas de las Sociedades Española y Francesa de Pediatría.

 

 

 

La Sociedad Francesa de Pediatría, como la española, han aconsejado la vuelta al cole para todos los niños y niñas, incluidos aquellos con enfermedades crónicas. Ambas Sociedades científicas consideran que los beneficios de la escolarización presencial superan los riesgos de contraer la COVID en menores de edad.

 

Las propuestas de la Sociedad Española se pueden consultar aquí: https://www.aeped.es/sites/default/files/20200831_pr0puesta_aep_apertura_c.educativos.actualizacion_agosto_2020.pdf

Seguidamente os traduzco un resumen de las propuestas de la Sociedad Francesa: 

En linea con autoridades pediátricas de otros países, la Sociedad Francesa propone un manejo práctico en las escuelas, que implique sobre todo medidas higiénicas (lavado de manos, mascarillas, distancia), pero que mantenga la presencialidad. También considera que hay que evitar a los niños y niñas repetidas pruebas de screening, que no han demostrado mejorar el control epidémico.

Sabemos que los niños y niñas, especialmente los menores de 10 años, no tienen un papel relevante en las dinámicas de la epidemia del SARS-CoV-2: Las criaturas menores de 10 años tienen un escaso poder infectivo, lejos de ser los “supercontagiadores” como se les atribuyó, todos los estudios observacionales hasta ahora confirman que, comparados con los adultos, la tasa de transmisión es menor, y es muy raro encontrar un brote iniciado por un caso pediátrico.

En pocas palabras: Hay más probabilidades de que un profe contagie a un niño o niña, que de lo contrario, especialmente en menores de 10 años.

 

Los datos epidemiológicos apuntan a que una criatura expuesta al contacto con un caso positivo ES MENOS PROBABLE QUE SE INFECTE, que si un adulto se expone al mismo caso.

Es decir, incluso con contactos positivos cercanos, lo más probable es que el niño o la niña NO SE INFECTEN. Esta conclusión puede sacarse a través de diversos estudios epidemiológicos en distintos países, con lo cual parece que es condición de la idiosincrasia del sistema inmunológico de las criaturas menores de 10 años, más que de condicionantes culturales.

 

En cuanto a lo que ocurre una vez que el niño o niña se infecta con el SARS-CoV-2, las criaturas menores de 10 años tienden a pasar la infección de manera asintomática o paucisintomática, siendo muy rara la necesidad de hospitalización.

 

Y finalmente, en todos los países donde se han cerrado las escuelas y ha habido confinamiento, los efectos en las criaturas han sido muy evidentes, especialmente en las criaturas más vulnerables (aumento del riesgo de violencia intrafamiliar, malnutrición, ansiedad y depresión…). Sin ninguna duda, los beneficios no sólo educacionales sino sociales de acudir presencialmente a la escuela, superan con mucho los posibles riesgos de contaminación de los niños y niñas en el entorno escolar por el coronavirus.

 

Desde la Sociedad Francesa se advierte de que el uso indiscriminado de PCR en niños y niñas no es deseable porque no sólo el screening no aporta ninguna información relevante, sino porque es una prueba invasiva y desagradable para la criatura. Por éste motivo, restringe el uso de PCR, y lo recomienda exclusivamente:

 

1.- Cuando hay un contacto COVID + en el hogar. Sólo una vez el niño o niña ha sido testado y se ha demostrado que su PCR es negativa, podrá volver al colegio, manteniéndose aislado del familiar COVID +.

 

2.-Toda criatura de 6 años hasta la adolescencia, con síntomas compatibles (tos, fiebre, o desórdenes digestivos), deberá ser testado a menos que haya signos que indiquen, o un diagnóstico probable, de otra enfermedad que pueda provocar los síntomas (amigdalitis estreptocócica, escarlatina, infección urinaria, herpangina, mano-pie-boca, etc)

 

3.- En niños y niñas menores de 6 años, dada la enorme prevalencia de infecciones virales invernales con síntomas similares a la COVID, se restringirán las PCR a:

– Pacientes con síntomas severos o que precisen hospitalización.

– Niños y niñas sintomáticos que hayan tenido contacto con un caso COVID +.

– Niños y niñas sintomáticos con contacto directo intrafamiliar con personas vulnerables (ancianos, inmunodeprimidos…)

– Niños y niñas sintomáticos que en tres días no han mejorado (tiempo habitual de resolución de las infecciones respiratorias en estas edades).

 

Ésta opción es razonable y disminuiría el colapso actual de la Atención Primaria, al menos en Madrid (ver al final del artículo)

 

4.- El screening de una clase entera se reservará al caso en que sea el/la docente quien presente test positivo para COVID, o en el caso de que haya dos o más niñ@s sintomáticos que hayan tenido PCR+. La escasa transmisión de niño a niño no justifica realizar pruebas a todos cuando ha habido un solo caso con PCR +.

 

5.- No se recomienda PCR de control antes de volver al colegio, tras 7 días sin síntomas, se puede retornar al colegio, pues se asume que la tasa de transmisión disminuye mucho a partir de los 7 días. (En ésto podríamos aprender de los franceses, aquí la cuarentena es de 14 días, a mi modo de ver excesiva para las criaturas asintomáticas)

 

6.- Si un niño asintomático es detectado como PCR+ al hacerse screening por contacto con familiar o similar, la regla de los 7 días se aplica. Tras los 7 días de la PCR + podrá volver al colegio sin hacerse PCR de control.

 

7.- Los niños y niñas sintomáticos en los que no esté indicada la PCR, no irán al colegio o guardería mientras duren los síntomas, pero no precisarán PCR a menos que dichos síntomas duren más de 3 días.

 

8.- Se intentará limitar las causas de síntomas digestivos o respiratorios propiciando la vacunación contra la gripe y el rotavirus.

 

Me gustaría hacer notar que ni el Gobierno central ni la Comunidad de Madrid han implementado NINGUNA de las propuestas de ambas sociedades, y que el colapso de la Atención Primaria es tal, que se tardan actualmente hasta 10 DÍAS en conocer el resultado de la PCR en algunas zonas básicas de salud (https://www.eldiario.es/madrid/medicos-atencion-primaria-madrid-plantean-interrumpir-pcr-contactos-sintomas-desborde-sistema_1_6239697.html?utm_source=adelanto&utm_medium=email&utm_content=Socio&utm_campaign=09/23/2020-adelanto&goal=0_10e11ebad6-263d4f1190-56524837&mc_cid=263d4f1190&mc_eid=4a412f26ec)

Creo que es hora de que familias y pediatras exijamos más sentido común con las pruebas PCR, que son invasivas y molestas, y muchas veces no aportan demasiada información. 

Creo que las propuestas de la Sociedad Francesa de Pediatría tienen mucho sentido común (un buen amigo decía que ni el sentido del olfato ni el del gusto, que lo primero que se perdía con este tema de la COVID era el sentido común).

Creo que limitar las pruebas en niños y niñas tiene sentido y debería ser el camino a seguir a partir de ahora, mucho más teniendo en cuenta el tremendo colapso que ya hay (y el que nos queda…).

Artículo dedicado a todos los niños y niñas que ya llevan 3, 4 o 5 PCR a cuestas, y a sus pediatras, agobiados por la falta de personal y de medios, que intentan hacer las cosas lo mejor posible. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículos relacionados