Blog

In memoriam

Dedicado a un bebé espíritu y a la mamá que todavía lo llora. 

 

 
Llora, porque me amas.
¡Pero no olvides lo que es el Cielo!
Escucha el cántico de los ángeles y sé consciente de que me encuentro en medio de ellos.
Disfruta de los horizontes, los campos y los nuevos senderos que atravieso.
Tú me has amado en el país de las sombras, sé que me sigues amando en el país de las inmutables realidades.
Créeme.
Cuando tu alma venga a este cielo en que te ha precedido la mía,
ese día volverás a verme,
sentirás que te sigo amando,
que te amé, y encontrarás mi corazón
con todas sus ternuras purificadas.
Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, ¡feliz! 
Seguiré avanzando contigo, te llevaré de la mano 
por senderos nuevos de Luz…y de Vida…
Llora, porque me amas, 
pero no olvides que yo sigo por siempre contigo, como todas las almas, como todos los ángeles, como todos los niños que esperan a su madre… ¡Te quiero como siempre te he querido!

3 comentarios en “In memoriam”

  1. Perder un bebé es una experiencia difícil que a mi modo de ver no está suficientemente acompañada, ni por la sociedad, ni mucho menos desde el punto de vista sanitario. ¡Ojalá vayamos aprendiendo a acompañar y a cuidar de la muerte igual que cuidamos de la vida! Un saludo.

Responder a Esther Mateo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículos relacionados