Blog

Esguinces de tobillo

 Nueva colaboración con Fisioterapia Pozuelo, en esta ocasión hablando de algo muy frecuente  ¡espero que os sea útil!. 

Esguinces de tobillo

Un esguince de tobillo ocurre cuando el ligamento del tobillo se estira o se desgarra. 

Descubra qué síntomas están asociados con los esguinces de tobillo,

así como cómo tratarlos y prevenirlos con nuestros consejos de Fisiosanté.

  

A recordar

  • Las lesiones de tobillo pueden causar dolor e hinchazón.

  • La curación requiere tiempo y paciencia.

  • Los ejercicios mejoran la cicatrización del tobillo.

  • Es aconsejable que un médico familiarizado con las lesiones

  • de huesos y articulaciones examine las lesiones graves.

  • La prisa por reanudar las actividades deportivas,

  • como podemos ver en Fisio Zaragoza, podría provocar problemas

  • en el tobillo a largo plazo.

¿Qué es un esguince de tobillo?

Los ligamentos parecen bandas elásticas. 

Están adheridos a los huesos y permiten que las articulaciones se muevan.

Un esguince de tobillo es el estiramiento de uno o más de los ligamentos

que están unidos a los huesos del tobillo. En los casos más graves, los ligamentos se rompen. 

 

Esguince de tobillo

 

Un esguince de tobillo es una lesión que afecta a los ligamentos pequeños del tobillo. 

Un esguince puede ocurrir cuando se gira el pie hacia afuera o hacia adentro durante una caída.

Los esguinces de tobillo son comunes en las criaturas y también en los adultos. 

Su hijo o hija puede torcerse el tobillo mientras practica deportes o aterriza sobre un pie

de una manera inusual.

Los esguinces más frecuentes son los del ligamento peroneo-astragalino,

generalmente ocurren en la región externa del tobillo como resultado de una torsión

del tobillo hacia adentro. Un esguince también puede ocurrir cuando gira el tobillo hacia afuera,

produciéndose lesión en los ligamentos del lado interno del tobillo .

Esta es una lesión leve si el ligamento solo se estira y el tobillo solo está ligeramente hinchado. 

Sin embargo, cuando el ligamento se rompe y la hinchazón es más severa, se trata de una lesión grave,

que suele precisar revisión médica.

Signos y síntomas de un esguince de tobillo

Una persona que ha sufrido un esguince puede quejarse:

  • tener dificultad para caminar

  • experimentar dolor de moderado a severo

  • no poder mover el tobillo como antes

Otros signos que podrían manifestarse:

  • hinchazón y hematomas (hematomas) en la parte delantera y los lados del tobillo

  • las áreas alrededor de los huesos son sensibles al tacto

  • las prominencias óseas son pequeñas o no sensibles al tacto

 

Tratar un esguince de tobillo

Si el tobillo está estable y los huesos no están sensibles o no duelen, en general un tratamiento

en casa con hielo y reposo será suficiente. Si tiene alguna duda, consulte con su médico.

Si la articulación no está estable y la persona tiene un dolor intenso o los huesos están sensibles

al tacto, será necesario que un médico nos examine. El médico realizará pruebas para determinar

qué daño tiene el tobillo, en general una radiografía para descartar lesiones óseas.

 

Cuidando a la persona con esguince en casa:

Descanso, hielo, compresión, elevación de piernas

Durante las primeras 24 horas, asegúrese de que el tobillo esté en reposo.

Cuando la persona esté despierta, coloque bolsas de hielo en el área hinchada o dolorida

durante 30 minutos cada 4 horas durante 3 días.

Eleve el tobillo de modo que quede por encima del nivel del corazón para reducir la hinchazón.

Ibuprofeno, vendas de apoyo y muletas

Desde hace tiempo no se recomienda el Ibuprofeno ni otros antiinflamatorios porque han demostrado retardar la cicatrización de las lesiones, por eso utilizaremos el hielo como antiinflamatorio.

También se puede utilizar la arcilla en emplasto (ver vídeo más abajo)

Los vendajes o férulas de soporte pueden reducir la hinchazón y ayudar a prevenir

más lesiones en el tobillo.

Si la persona tiene dificultad para caminar, especialmente en esguinces moderados-graves,

puede usar muletas.

Ejercicios de fortalecimiento

Si la persona ha tenido un esguince leve, puede comenzar a hacer ejercicios de tobillo

dentro de las 48 horas posteriores a la lesión. 

Uno de los ejercicios recomendados consiste en mover el tobillo dentro de su rango de

movimiento natural flexionándolo hacia atrás, hacia adelante, hacia adentro y hacia afuera. 

Para mejorar el equilibrio, es importante quedarse a la pata coja sobre la pierna lesionada.

 El uso de pesas ligeras y caminatas fáciles aceleran el proceso de curación.

La mejoría puede tardar más de 2 semanas y la recuperación completa puede tardar de 10 a 12 semanas.

¿Cuándo debería ir a ver a un médico?

Si la persona tiene mucha dificultad para caminar y tiene dolor continuo después de 48 horas,

consulte al médico nuevamente. Pueden ser necesarios otros ejercicios y fisioterapia.

En éste vídeo tenéis más información:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículos relacionados

25-N

Como socia de PETRA, maternidades feministas, os copio nuestro manifiesto, que podría haber escrito palabra por palabra…   PETRA Maternidades Feministas 25N 2022 MANIFIESTO CONTRA

Leer más »

Ideas de regalo

¡¡Se acercan las Navidades!! ¿Ya? ¿Tan pronto? Pues ya están las tiendas de juguetes (o de no juguetes) sacando sus catálogos para Navidad… En general,

Leer más »